jueves 21 de enero 2021

Australia reduce a cero los contagios de coronavirus tras implementar estrictas medidas

Las autoridades están analizando la posibilidad de crear una "burbuja de viajes" entre los países del Pacífico.

Mientras los principales países de Europa, América del Sur, además de Estados Unidos, no logran bajar la curva de contagio de coronavirus, los gobiernos de Oceanía han dado el ejemplo gracias a efectivos protocolos y estrictas medidas que los tienen prácticamente saliendo de la pandemia.

El caso más conocido es el de Nueva Zelanda, donde el nivel de alerta del coronavirus se encuentra en uno y según los últimos reportes, mantiene solo 80 casos positivos.

Algo similar ocurre con Australia, que redujo a cero los contagios de coronavirus tras implementar estrictas medidas. «Hoy tenemos seis días de siete con cero casos», dijo el ministro australiano de Salud, Greg Hunt, según señala la prensa local.

Una de las claves del éxito del país oceánico son los confinamientos masivos que se han implementado cada vez que aparece un brote de Covid-19.

A mediados de diciembre se detectó un rebrote en las playas del norte de Sídney, lo que obligó a confinar a 250.000 habitantes durante al menos dos semanas.

Algo similar a lo sucedido en la ciudad de Melbourne, donde los 5 millones de habitantes debieron encerrarse entre julio y noviembre, luego de la segunda ola de contagios a finales de junio. Esta medida significó que la capital lleve 15 días sin infecciones.

A pesar de que las fronteras están cerradas desde marzo, el éxito de las medidas y el bajo nivel de contagio han llevado a las autoridades a plantearse la posibilidad de crear una «burbuja de viajes» entre los países e islas del Pacífico.

«Si los países del Pacífico son capaces de demostrar que están en el nivel de riesgo más bajo -y lo están haciendo extraordinariamente bien- y somos capaces de poner las protecciones adecuadas, entonces bien podríamos expandir esa burbuja», afirmó el ministro Hunt.

Hasta el momento Australia tiene acuerdos de viajes con Nueva Zelanda, donde sus habitantes pueden ingresar libremente al país, aunque a su regreso deben someterse a una cuarentena obligatoria de 14 días.

Fotos: Shutterstock

Cerrar