martes 12 de octubre 2021

Instagram animará a los adolescentes a “tomarse un descanso” cuando lleven mucho tiempo conectados

La red social anunció que está trabajando en tres herramientas destinadas a mejorar la experiencia y la salud mental de los usuarios jóvenes.

Instagram está trabajando en nuevas funcionalidades destinadas a proteger la salud mental de sus usuarios más jóvenes. El objetivo de estas herramientas pasa por alejar a los adolescentes del contenido que pueda resultar dañino para su salud mental, invitarlos a tomar un descanso cuando lleven mucho tiempo conectados y permitir a los padres ejercer un mayor control sobre el uso que le dan sus hijos a la aplicación.

Las medidas llegan después de varias semanas en las que Facebook, y el resto de plataformas propiedad de la empresa, entre ellas Instagram, se han visto inmersas en el escándalo debido a los documentos internos compartidos por su extrabajadora Frances Haugen. En ellos se demuestra, entre otras cosas, que la tecnológica es consciente de que Instagram es perjudicial para la salud mental de muchos jóvenes. Especialmente en el caso de las adolescentes. Según información de la empresa, desvelada en exclusiva por The Wall Street Journal el mes pasado, el 32% de las usuarias más jóvenes que se sienten mal con su físico se sienten todavía peor cuando emplean Instagram.

El vicepresidente de asuntos globales de Facebook, Nick Clegg, apunta que si bien para la mayoría de los adolescentes Instagram es una herramienta «positiva», asume «que si un adolescente no se siente bien consigo mismo y se compara con otros, (Instagram) puede hacer que una minoría se sienta peor». Teniendo esto en cuenta, Clegg asegura que la empresa está trabajando en proyectos para limitar los daños en los usuarios más jóvenes. Entre ellos, un nuevo control parental: «Vamos a introducir nuevos controles para los padres de los adolescentes, que, evidentemente, serán opcionales. Así los adultos podrán supervisar la actividad de los jóvenes en la red», dijo a CNN.

Asimismo, dijo que la red social incluirá una herramienta para limitar el consumo de contenido que puede afectar de forma negativa a los adolescentes. De acuerdo con Clegg, esta funcionalidad «puede marcar una diferencia»: «Cuando nuestros sistemas ven que un adolescente está consumiendo el mismo contenido una y otra vez, y ese contenido puede no ser bueno para su bienestar, le daremos un empujón para que vea otro tipo de contenido».

Finalmente, Clegg compartió que la red social esta desarrollando una herramienta llamada «tomarse un descanso», destinada a invitar a los adolescentes a utilizar la herramienta durante un tiempo más limitado. Estas medidas se unen a la pausa en el desarrollo de un Instagram para niños que, en concreto, estaría dirigido a menores con edades hasta los 13 años. La empresa apunta que quiere tomarse un tiempo para poder explicar correctamente su funcionamiento y valorar junto a expertos externos el impacto que puede tener.

Foto: Shutterstock.

En vivo

Programación completa
Cerrar