miércoles 22 de junio 2016

Semana a semana: Esto le pasa a tu cuerpo cuando dejas de beber alcohol

Los efectos adversos de las bebidas alcohólicas muchas veces pueden ser mayores de lo que se piensa, dado que su ausencia en el organismo genera impactantes transformaciones.

Una guía elaborada por Niall Campbell, experto en adicción al alcohol del hospital Priory (suroeste de Londres, Reino Unido), revela lo que realmente sucede en nuestro organismo semana a semana cuando se deja de beber alcohol.

En 24 horas: El efecto más inmediato del exceso de alcohol es la resaca, la que puede incluir sudoración o temblores y, en casos severos, convulsiones. Si se renuncia a la bebida moderada, el cuerpo comenzará a disminuir el alcohol del sistema, dando paso a la desintoxicación. El nivel de azúcar en la sangre se normalizará, te sentirás mucho más lúcido, menos deprimido y con más dinero en la billetera.

En una semana: Comúnmente el alcohol va acompañado de noches de sueño intermitente. Después de unos siete días, tus patrones de sueño mejorarán.

En 15 días: El alcohol irrita fuertemente la mucosa del estómago y causa síntomas como el reflujo. Al dejar las bebidas alcohólicas esto será cosa del pasado. Asimismo, comenzarás a notar una pérdida de peso, ya que el alcohol posee significativas calorías «ocultas» y nada de nutrientes.

En 3-4 semanas: La alta presión arterial causada por el alcohol comenzará a disminuir.

shutterstock_320802605

En un mes: Te verás y sentirás notablemente mejor. El alcohol es tóxico para el órgano más grande de su cuerpo: la piel. Las toxinas hacen que sea menos elástica y provoca envejecimiento prematuro.

En 4-8 semanas: Tu hígado mejorará y comenzará a derramar el exceso de grasa. El beber en exceso provoca que se inflame, dando lugar a la llamada hepatitis alcohólica, una enfermedad silenciosa. En sus primeras etapas no se puede sentir, pero puede conducir a la cirrosis. Además, si eres mujer, beber un par de copas de vino al día durante dos o tres semanas muy probablemente te cause hígado graso, que ocurre cuando este órgano convierte la glucosa en grasa. El alcohol afecta la forma en que el hígado tolera la grasa, por lo que las células se llenan de esta.

En 12 semanas: Beber en exceso hace que las células de la sangre se vuelvan más grandes y, por lo tanto, te canses más porque no son capaces de transportar el oxígeno de manera eficiente a todo el cuerpo. Al dejar el alcohol, los glóbulos rojos comenzarán a renovarse en un plazo de tres meses y te sentirás mucho más enérgico y saludable.

Cerrar